Medios sociales, big data y gestión inteligente: un camino por explorar

Allá por 2007 la consultora Radar Networks pronosticaba que el desarrollo de la web en las próximas décadas evolucionaría en base a la cantidad de datos y a la productividad de las búsquedas. Cuando apenas se iniciaba el recorrido de la web 2.0, el escenario futuro contemplado incluía dos nuevos estadios de evolución: la web 3.0 o semántica y la web 4.0 o inteligente.

Aunque lo cierto es que nunca ha existido demasiado consenso al respecto ni claridad en la definición de cada uno de esos estadios, la fase del 2.0 en el sector turístico se alargó más de lo inicialmente esperado en términos de herramientas y aplicaciones, usos y, principalmente, penetración en el mercado, gracias entre otros a la irrupción de los dispositivos móviles.

Y si algo resulta evidente, es que la web 2.0 continúa evolucionando y con un protagonismo creciente del papel del usuario (UGC), hasta el punto de representar en la actualidad un elemento clave para el marketing de los destinos. Facebook es el máximo exponente de ese avance, con su división en el sector travel en pleno proceso de expansión.

En cambio, con respecto a la web inteligente nada se supo hasta hace bien poco. Hasta que la inteligencia artificial, entre otros, ha irrumpido en el escenario tecnológico de destinos y empresas turísticas. Y ahora sí se vislumbra a corto plazo un escenario web que se podría calificar de híbrido entre la tecnología / usos inteligente y lo social, que además acelera todavía más la ruptura de la barrera entre lo offline y lo online.

No obstante, en ese escenario en continuo rediseño seguirán siendo protagonistas los medios sociales, ya instalados en todo el ciclo del viaje. La reputación online, las redes sociales, la geolocalización y la movilidad resumen el nuevo entorno informacional con el que conviven los destinos y del que se derivan grandes oportunidades a partir de la calidad y cantidad de datos para reforzar su toma de decisiones. Y es aquí donde surgen dos nuevas y obligatorias vías de trabajo para los destinos: el big data y la gestión inteligente.

Medios sociales, big data y gestión inteligente en destinos  parecen abocados a confluir y derivar en estrategias, herramientas de gestión, metodologías de trabajo y indicadores, entre otros, que empujen a los destinos hacia un aprovechamiento más efectivo de su presencia en entornos sociales. Una vuelta de tuerca más a las estructuras y funcionalidades de los sistemas de información de los destinos basados, ahora más que nunca, en investigación y en inteligencia.

David Giner

Coordinador de proyectos. Invat.tur. Agència Valenciana del Turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *